CEIP Andalucía

Nuestro colegio es un centro de Educación Infantil y Primaria situado en la localidad de Posadas, provincia de Córdoba. Dispone de dos líneas en ambas etapas y el número total de alumnado es de aproximadamente 300.

Está formado por dos edificios, uno de ellos alberga cuatro aulas de infantil y en el de mayor magnitud se encuentran las zonas comunes y el resto de aulas. Su parte trasera  cuenta con un amplio patio donde hay numerosos árboles que fueron sembrados, en su día, por antiguos maestros/as y alumnos/as y su parte delantera tiene una gran zona ajardinada.

A pesar de estar situado a tan solo 32 Kilómetros de Córdoba capital. Tenemos la gran suerte de hallarnos en un paraje de gran valor medioambiental que ha sido declarado Reserva Mundial de la Biosfera (Sierra de Posadas), con la particularidad que en él confluyen la flora y la fauna autóctona de toda la provincia y es el hábitat natural de animales en peligro de extinción como el águila imperial y el lince ibérico.

Hace años, el colegio contaba con un huerto escolar y muchos alumnos/as guardan, todavía hoy, un recuerdo muy entrañable de las actividades realizadas en el mismo.

Desde siempre, nuestra Comunidad Educativa  se ha comprometido y ha realizado numerosas actividades medioambientales y desde el año 2012 pertenece a la Red Andaluza de Ecoescuelas. A través de este programa, el currículum y otros programas y planes (Escuela, Espacio de Paz, Miniempresas, Familias lectoras, Biblioteca Escolar, Proyecto Lingüístico, TIC, Creciendo en salud…)  vamos trabajando con una metodología común con la finalidad de educar ciudadanos activos, autónomos, responsables, con un alto grado de sensibilidad ante la conservación y mejora del entorno físico, social y natural, con hábitos de vida saludable y con la capacidad de dar respuesta a los problemas y/o situaciones reales que puedan surgirle, en un futuro, en su vida cotidiana.

Por estos motivos y muchos más, este curso escolar 2015-16 solicitamos nuestro ingreso dentro de la red de huertos ecológicos.

Aquí, pues, comienza nuestra aventura hortelana.
CONTINUARÁ…