CEIP Adriano del Valle

El CEIP Adriano del Valle está situado en la Barriada de La Plata, conocida también por "Su Eminencia", en la zona sureste de la ciudad de Sevilla.

Las calles del barrio que rodean al edificio escolar poseen un trazado caótico que en ocasiones se asemejan a un laberinto, destacando las viviendas de autoconstrucción que no cumplen en muchos casos con todas las condiciones de calidad y seguridad. Las zonas verdes son muy escasas y no se cuenta con zonas deportivas.

La historia de nuestra barriada se remonta a los “años 40” del pasado siglo. Por aquel entonces empezaron a llegar familias de distintos pueblos de la provincia de Sevilla, y de otras provincias de Andalucía, Badajoz y Portugal. que decidieron emigrar a la ciudad en busca de un futuro mejor. Cada vecino construyó su hogar como pudo, obteniendo los materiales de derribos. No había agua, ni luz, ni alcantarillado...A mediados de los “años 50”, comienza a construirse una segunda parte del barrio y ya en los “años 60”, un grupo de personas empezaron a movilizarse para pedir el alcantarillado, la luz y el agua. Los “70” fueron años donde la lucha por el barrio continuaba, esta vez poniendo el énfasis en la necesidad de que en nuestra barriada se construyera un colegio, reivindicación que se consigue, tras muchos años de esfuerzo. Desde el 77 éste se convierte en la única oferta socioeducativa del barrio hasta que en el 2005 se inaugura el Centro Cívico “Su Eminencia”.

La población de nuestro barrio pertenece a un sector socioeconómicamente desfavorecido, con grave riesgo de exclusión social a causa del alto índice de desempleo y economía sumergida. La calle donde se sitúa el centro es uno de los mayores puntos de tráfico y distribución de drogas de Sevilla.

El grueso de la población se concentra en la franja que recoge a aquellas personas sin estudios, con notable diferencia respecto a aquellas que tienen el graduado escolar y mucho más contrasta con los que han realizado estudios medios o superiores. Esta circunstancia repercute directamente en los niños y niñas recibiendo escasa ayuda escolar de sus familias y escasa valoración de la escuela.

El índice de familias numerosas es bastante elevado, agudizándose los problemas con la convivencia en un mismo hogar de varias generaciones, entre la población migrada, la convivencia de distintas familias por necesidades económicas, es la situación más habitual. Esta realidad tiene una incidencia muy concreta en el rendimiento escolar pues el alumnado en edad escolar carece de espacio donde estudiar, no pueden dormir las horas necesarias, ...

La barriada de La Plata se ha convertido en los últimos años en una zona receptora de familias migrantes de origen heterogéneo.. La llegada continua de alumnado de otras culturas y lenguas a nuestro centro se viene produciendo desde hace varios cursos con un aumento progresivo de alumnos/as , así como de países de origen. En pocos cursos, nuestra escuela ha pasado de la “homogeneidad cultural” al multiculturalismo. Si a esta diversidad le sumamos alumnos/as de etnia gitana, los trasladados desde otras ciudades o pueblos y alumnos con NEE nos encontramos que la necesidad de preparar a nuestro alumnado para el respeto, la aceptación y el disfrute de la diversidad es obligado y necesario, pero no sólo a todos ellos y ellas sino también a sus familias porque sabemos que la labor conjunta de toda la Comunidad será la única que consiga los objetivos que perseguimos.

La acción compensadora fue seña de identidad de nuestro centro desde el curso 88/89 la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía lo considera CAEP ( Centro de Actuación Educativa Preferente). Varios son los factores que han hecho posible dicha continuidad: Una clara apuesta por una educación de calidad, el mantenimiento de un importante núcleo del Claustro comprometido con el proyecto, el compromiso de la Comunidad Educativa para hacer frente a las necesidades de alumnado y sus familias, con el objetivo final de la transformación social y cultural de nuestra escuela y su entorno más cercano.

El mandato fundacional del centro continúa vigente en la actualidad y para la comunidad educativa del CEIP Adriano del Valle el servicio al barrio y a sus gentes es el principal compromiso. Para dar respuesta a la realidad de nuestra escuela y el barrio en el que se sitúa, la comunidad educativa decide la transformación en Comunidad de Aprendizaje en el curso 2006-2007.

Nuestro reto es dar respuesta a las necesidades y desafíos que plantea la educación del siglo XXI desde una visión más transformadora que compensadora y que se fundamenta en la superación de las desigualdades, el proporcionar a todas las personas una educación de calidad que responda a las necesidades de la sociedad actual fomentando la capacidad de diálogo y crítica para la construcción de una sociedad democrática, igualitaria, intercultural y solidaria.

Nuestro proyecto apuesta por una escuela inclusiva, transformadora y dispuesta a conseguir una educación de calidad que favorezca el cambio social y disminuya las desigualdades.

Pretendemos elevar las expectativas y la autoestima del alumnado, generar una enseñanza entre iguales, hacer desaparecer la exclusión social de las clases más desfavorecidas, integrar y no asimilar las diferentes culturas y etnias dentro de la diversidad, favorecer nuevas fórmulas para desarrollar los aprendizajes y hacer de nuestros alumnos/as ciudadanos/as capaces de insertarse en la sociedad del siglo XXI.