Sin feminismo, no habrá Soberanía Alimentaria

Según la FAO, la mujeres tienen un acceso más limitado a los recursos vinculados a la agricultura. Existe una gran desproporción en la titularidad de las tierras entre hombres y mujeres, así como en la tenencia de animales, maquinaria y otros recursos. También suelen tener un acceso menor a la educación y un menor control de los recursos financieros. Sin embargo, desempeñan un papel fundamental en diversos ámbitos del sector agroalimentario y por supuesto en los trabajos de cuidados y mantenimiento de la vida.

Si el 8 marzo reivindicamos la igualdad en los trabajos asalariados, la visibilización de todos esos trabajos de cuidados fundamentales para la vida y el fin de las violencias contra las mujeres; las mujeres que viven en el campo o que trabajan en el sector agroindustrial se enfrentan además a la invisibilización que sufre en general el medio rural y los trabajos asociados a la agricultura y la alimentación.

La Vía Campesina, Plataforma Rural, al igual que otras muchas organizaciones defensoras de la Soberanía Alimentaria y la Agrecología, se sumaron a las movilizaciones del 8 de marzo, reivindicando “la visibilización del rol fundamental que tienen las mujeres campesinas para garantizar la Soberanía Alimentaria no solo para enfrentar la crisis alimentaria, sino como un principio ético de vida que tiene como base la justicia social y la igualdad".

Podéis leer los comunicados del 8 de marzo de estas dos organizaciones aquí:
Vía Campesina, https://viacampesina.org/es/evento/dia-internacional-las-mujeres/
Plataforma Rural, https://cerai.org/plataforma-rural-suma-apoyo-la-huelga-feminista-del-8m/